La Asociación gallega de trasplantados de médula ósea suma un nuevo aliado. El piloto de rally Adrián Insua, superviviente de un cáncer hematológico, se compromete con la causa de Asotrame y lucirá en su coche de competición el logo de la asociación, junto a un mensaje claro y conciso: “Dona médula dona vida”.

El seat Arosa con el que corre incorpora ya en su luna trasera el logotipo de la entidad, que será bien visible en las distintas pruebas en las que compita en los próximos meses. La primera será el V Slalom Concello de Guitiriz –“Gran Premio Roteiro da Auga”, que organizan este mismo sábado el citado ayuntamiento y la Escudería Scratch Fene. Insua competirá precisamente con un coche cedido por esta última. Así pues, deporte y solidaridad se darán la mano.

Superviviente de un linfoma de Hodgkin, Adrián Insua (30 años) aportará de este modo su grano de arena para dar visibilidad a la labor de la asociación para mejorar la calidad de vida de los pacientes oncohematológicos, expacientes y familiares y para fomentar la donación de médula ósea. Ese gesto anónimo y altruista, que puede ser vital para salvar la vida de un paciente con cáncer hematológico (sea leucemia, linfoma o mieloma) que necesite un trasplante en cualquier punto del planeta.

Asotrame quiere agradecer públicamente el respaldo ofrecido por el piloto de San Sadurniño y su colaboración, de forma totalmente desinteresada, para proyectar el nombre de la asociación y dar a conocer su trabajo.

Apasionado del motor, Insua, que es mecánico de profesión, debutaba como piloto en 2018 en San Froilán, tras años trabajando en asistencia, con un coche cedido también entonces por su escudería, Scratch Fene. En los próximos meses tiene previsto competir además en las competiciones previstas en As Pontes, Laracha o Moeche.